COCOCIENTO DIVIERTE Y ENSEÑA

Los sábados 17 de diciembre y 7 de enero, desde las 09:00 hasta 11:00 horas, el Centro de Artes Visuales/Museo del Barro ofrece la visita guiada Ndesapatúre Cocociento, dirigida a niños de 3 a 8 años. La actividad busca ensañar a los chicos el valor del arte. El recorrido es gratuito y con previa inscripción.

El encargado del recorrido es Cocociento, un alegre títere que interactúa con los niños para que puedan aprender sobre arte. La iniciativa Ndesapatúre Cocociento se desarrolla dentro del marco Museo para Armar, que engloba a los tres museos componentes del Centro de Artes Visuales/Museo del Barro.

La idea es que los chicos aprendan sobre los contenidos del Museo: las obras y los artistas que lo integran. “Es un aprendizaje particular en cada caso, una experiencia subjetiva cuyo principal objetivo es acercar el arte a la infancia. Consideramos que cuanto más temprana sea la convivencia del niño con el arte, se potencian sus posibilidades de desarrollo cognitivo, artístico y emocional en general”, explicó Carla Da Costa, encargada de la iniciativa.

Para Carla, la experiencia del evento es positiva, pues en cada recorrido los chicos que visitan el Museo muestran interés preguntando y participando activamente. “Decidimos lanzar un formato más lúdico e interactivo con motivo de las vacaciones, dirigido especialmente a los niños más pequeños. Queremos que el Museo sea un espacio de diversión, así como es de conocimiento. Se trata de aprender jugando, acercarse a los contenidos que muchas veces son complejos, desde una perspectiva diferente, desde la mirada infantil”, comentó.

Según la organizadora de Ndesapatúre Cocociento, la actividad no es para que los niños estén quietos, porque hay juegos mientras interactúan con el personaje. La encargada agregó que el evento está planteado como una aventura o un cuento, en que los niños ayudan al cocodrilo a resolver problemas. “Así que, durante el recorrido hacemos ruido, muchas preguntas, buscamos objetos, armamos rompecabezas, construimos instalaciones, pareciera casi festivo; y los comentarios y reacciones de los chicos nos permiten apreciar lo mucho que aprendieron mientras se divierten”, contó.Es importante que los padres inscriban a sus hijos antes de los paseos, ya que los cupos para cada recorrido son limitados. De esta manera, los chicos de 3 a 5 años tienen un cupo de 15 lugares e inician el itinerario a las 09:00 horas, con una hora de duración. Mientras, para el segundo recorrido, de 10:00 a 11:00 horas, dirigido a niños de 6 a 8 años, hay 20 cupos.